La Mujer Guardián del Paja Cedron

 

 

 

Dentro de las Culturas Mojeñas existe la creencia que existen seres que protegen a las plantas en la naturaleza y si ellas son maltratadas o mal cuidadas, estas aparecen, para hacerse respetar.

En esta historia conoceremos a la mujer guardiándel paja cedrón.

El paja cedrón es una planta medicinal utilizada como remedio para los nervios y el corazón, este se prepara con un té casero.

Este sucedió hace mucho tiempo atrás en el pueblo de Trinidad, en una familia bastante escéptica, no creía en nada de los saberes culturales, creencias y costumbres del pueblo.

En esta familia estaba doña Magdalena su esposo y dos hijos que tenían, un varón y una mujer. La familia tenía en su canchón o patio muchas plantas que doña Magdalena sembraba, pero ella no las cuidaba, dejaba que crezcan solas y así fue que crecióel paja cedrón.

Ya un tiempo había pasado y el paja cedrónera muy grande parecía ya silvestre, una noche en la época que llegaron los fuertes fríos la familia estaba cenando a la siete de la noche, de pronto llego un fuerte viento con una llovizna, fue cuando notaron que en el paja cedrón se encontraba una Mujer llorando sentada junto a la planta, doña Magdalena se acercó para ver porque lloraba y de pronto venteo más fuerte que no dejaba ver nada con los ojos y la mujer desapareció. Notaron que en el paja cedrón había nacido una bella flor y lo pasaron por alto pensando que era normal. Otra noche así el hijo de doña Magdalena se encontraba solo en el canchón, fue cuando apareció nuevamente aquella mujer pero de espalda junto a la planta, el joven se acercó para hablarle y la mujer dio media vuelta a ver al joven (Era una mujer hermosa con un vestido tan blanco como las nubes, sus cabellos bailaban con el viento, tenía una piel clara, su rostro era muy hermoso y su mirada era muy profunda por sus ojos de color del cielo). El joven quedo asombrado por su belleza y camino hacia ella como hechizado, en ese momento llego la madre del joven y lo salvo gritando su nombre, de pronto una vez más el viento llego y desapareció aquella mujer.

Desde aquel día el joven cayó muy enfermo con mucha fiebre y aquella mujer apareció más seguido en el canchón de doña Magdalena, los padres del joven como no creían en la historias, ni costumbre de la genteindígena creyeron que solo era una enfermedad, llevaron a su hijo a los mejores médicos del pueblo y ninguno pudo sanarlo o recetarle remedio alguno. Pasaron unos meces, ya el joven estaba muy grave con muestras de ya no vivir más, desesperados los padres fueron a buscar a un curandero nativo dejando de lado su esceptividad.

Un curandero lo recibió y reviso a su hijo, a primera vista le dijo: “alguien quiere llevarse a su hijo” – asombrados los padres del joven le dijeron lo que sucedía en su canchón con la aparición de esa mujer y el curandero les dijo: “hay que hacer algo antes que pierda a su hijo”.

El curandero fue con los padres del joven a su casa a cortar la planta de paja cedrón, pero antes de cortarla le hablo a la planta “Te Cortaremos porque estás haciendo mal, el joven no te pertenece y tu deberías curar y no robar almas”. Así después cortaron la planta para que renazca y pueda ser bien a la familia, después el curandero fue a ver al joven lo sahúmo, le dio de tomar yerbas medicinales para que se reponga su salud.

El curandero dijo: “este paso porque usted no cuido de su plantas y el paja cedrón se volvió silvestre, el guardián apareció cuando la planta floreció y por no cuidar la planta la mujer del paja cedróndecidió llevarse a su hijo varón”.

Después de esto el joven se recuperó favorablemente y la familia comenzó a respetar las creencias del pueblo indígenay saber respetar las plantas porque tienen vida, 

 

Narradores: Antonio Noza Y Elda Noe Fabricano