Las Serpientes Mágicas

 

 

 

Decían los abuelos que hace mucho tiempo atrás existieron enormes animales como las anacondas gigantes las cuales eran muy raras, estas serpientes tenían el deber de cuidar las aguas ya sea de un rio, arroyo o laguna.

Las anacondas o más conocidas como sícuris que ya tenían muchos años de vida probablemente más de 100 años, pasando esta edad estas anacondas adquirían poderes mágicos y su forma física puede cambiar en algunos aspectos como :

Las serpientes gigante cambiaban su piel por una más gruesa, en su cabeza crecía unas escamas o como dicen algunos, conchas doradas que les servía para protegerse y así ningún tipo de arma pueda dañarla, en algunos casos les crece cabello dorado en la cabeza, según los antiguos esto servía para adquirir magia si un hombre lograba obtenerla, ellas también podían controlar el clima cuando salen a la superficie haciendo que lleguen fuertes vientos y crear grandes olas haciendo notar su presencia, pero no se las puede ver muy seguido ya que salen muy pocas veces a la superficie para buscar alimento, ellas pasan la mayor parte durmiendo y cuidando el lugar donde viven desde las profundidades.

Las pocas personas que han llegado a ver este tipo de serpiente mágica las han buscado por  que se decía que sus escamas poseían poderes mágicos, hoy en día no se sabe mucho de su existencia, solo las narraciones de los pueblos indígenas.

 

Narradores: Antonio Noza Y Sebastian Noe